Montealbor, A qué sabe la vida

Montealbor-aquesabelavida

Nos conocen por nuestras salsas, nuestras salchichas y nuestros platos precocinados. Por ese sabor tan significativo que llevamos aportando desde hace años a muchas mesas de España.

Por el mojo picón, las salchichas de pollo con ese suave color rosado, y los callos más ricos y sanos. Por llevar años formulando las recetas más sabrosas que se nos puedan ocurrir.

Sin embargo, nos faltaba celebrar con vosotros ese compromiso y fidelidad que llevamos construyendo y consolidando en este camino. Agradeceros el haber contado con nosotros en tantas comidas, barbacoas, picnics, en definitiva, en tantos momentos de celebración.

Por eso llegó A qué sabe la vida, un video de 30 segundos que recoge el sabor de la vida, de la felicidad, de la unidad. Un cortijo, el sol, la familia, y un ser querido que, a pesar de la distancia, vuelve en un día especial para estar con los suyos. Y es que la vida está llena de pequeños momentos y en nosotros está el saber disfrutarla. Montealbor quiere ayudarte y hacerte la vida más fácil para que no te pierdas ni un detalle de todo aquello que te rodea, porque en los detalles está el placer de vivir.

Contamos con un equipo excepcional para llevar a cabo la producción del spot, rodeada de unos actores que, entre todos, hicimos que fuésemos una verdadera familia en un día espectacular. Y además, ¡comimos con Montealbor!

Lo hicimos con todo nuestro cariño, y le pusimos tantas o más ganas que cuando formulamos nuestras famosas salsas. Para acompañaros esta vez no solo en la mesa, sino también para estar presentes en vuestros televisores, para que sintáis que este vídeo es tan nuestro como vuestro.

Porque la vida sabe a esto, al fin y al cabo. A estos momentos, pequeños y cortos, pero que saben a gloria. Y es que como dice el dicho “Lo breve si bueno, dos veces bueno”

Esperamos poder seguir compartiendo estos y más momentos con vosotros, y que sigamos celebrando el sabor de la vida juntos. En tu mano está saber saborearla.

Gracias, una vez más, por confiar en Montealbor.

Montealbor, comparte momentos.

VOLVER